El mejor blog online

Cerrajeria

Como detectar fallos en los amortiguadores

Los amortiguadores son una pieza esencial en la seguridad de tu vehículo, en especial porque te permitirán mantener un buen nivel de seguridad en el mismo. Si estás buscando un motor rd28t, la mejor opción es visitar Motores DYG, porque te ofrecerán la mejor calidad y precio en tus motores.

Sin embargo, debes tener en consideración que existen algunos fallos en los amortiguadores que debes considerar para pensar en una sustitución de los mismos. Por este motivo, te invito a que sigas leyendo atentamente este post, porque aquí encontrarás todo lo que necesitas saber al respecto.

¿En qué fijarse para detectar fallos en los amortiguadores?

Para que puedas detectar cualquier tipo de fallo en los amortiguadores, debes asegurarte de tener presentes los siguientes aspectos clave:

Inspección visual

Es lo primero que debes hacer para saber si es necesario cambiar los amortiguadores de tu vehículo. Fíjate muy bien en el aspecto exterior de los amortiguadores, asegurándote de que no vayan a tener ningún tipo de fugas.

Prueba del rebote

Puedes ejercer presión sobre la carrocería del coche contra el suelo, en especial en alguna de las ruedas del mismo. En caso de que el coche se recupere hasta su posición original de una forma progresiva los amortiguadores se encuentran en buen estado.

No obstante, si el coche da varios rebotes para volver a su posición original debes asegurarte de hacer un cambio de inmediato de los mismos.

Balanceos

En caso de que tu vehículo se balancee en exceso en las curvas, o que se hunda o desvía al frenar, esto indicará un fallo de los amortiguadores por lo que debes cambiarlos. También se puede presentar un desgaste irregular de los neumáticos que puede indicar que los amortiguadores están en mal estado.

Consejos para el cambio

Cuando llega el momento de cambiar los amortiguadores, siempre tendrás que cambiar la pareja del mismo eje. En ocasiones cuando se produce un accidente es común que se cambie el amortiguador de un solo lado.

Sin embargo, esto no es aconsejable, porque puede afectar el rendimiento de los amortiguadores si uno está en mejor estado que el otro, y tendrás problemas de seguridad. Por este motivo, para mantener la seguridad mientras conduces tu vehículo, lo mejor es que realices el cambio de ambos amortiguadores.

Recuerda hacer una revisión periódica de los mismos cada 20.000 a 30.000 kilómetros, para asegurarte de que estén en buen estado y que no vayas a tener ningún tipo de accidente en las vías.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies